Si vas a comprar por Internet, ten en cuenta estos siete trucos

Algo tan sencillo como comprar en internet, ya sea en el Black Friday o en otra fecha, puede complicarse (o encarecerse) si no conocemos estos trucos

Shutterstock

Siete de cada diez internautas ha comprado al menos una vez por internet en el último año y la mayoría cita el ahorro de tiempo y la comodidad como razones por las que prefieren realizar ciertas compras a través de la pantalla antes que en un comercio físico. Otra de las razones son las ofertas, en periodos como el Black Friday, muchos de estos descuentos no llegan a las tiendas físicas.

Y sí, comprar por internet es cómodo y rápido, sin duda, pero es una actividad que se rige por normas diferentes a las del comercio tradicional y que llega con nuevos riesgos. Si vas a comprar por Internet, estos siete trucos y consejos pueden ayudarte a hacerlo de forma mucho más segura y provechosa.

COMPRA DE INCÓGNITO O COMO NUEVO CLIENTE

Seguro que lo has escuchado alguna vez. Algunos comercios, como las aerolíneas, ajustan los precios en base a las cookies existentes en el navegador del usuario, subiéndolos si detectan que ha estado interesado en un destino o unas fechas en particular previamente.

Es, en su mayor parte, una leyenda urbana. Sí, el precio de muchos productos, incluido el de los billetes de avión, es dinámico y tiene en cuenta muchos factores pero las búsquedas realizadas con anterioridad no influyen en el precio final y las fluctuaciones tienen más que ver con las búsquedas de otros clientes en un momento determinado.

Pero eso no quiere decir que borrar cookies o buscar precios con el modo incógnito del navegador no sea una buena idea. Muchos comercios online tienen ofertas especiales para nuevos clientes que sólo están activos en las primeras visitas.

DEJA TU COMPRA UNOS DÍAS EN EL CARRITO

Si no tienes prisa por comprar un producto, prueba a dejarlo el carrito virtual de la compra unos días. Algunos comercios tienen ofertas y promociones especiales para los clientes que no se han decidido a comprar pero que podrían estar interesados en hacerlo. Piensa que tienes que estar registrado (el comercio debe tener acceso a tu correo electrónico) para poder recibir estas ofertas y recuerda que no todos los comercios usan este tipo de tácticas.

BUSCA CUPONES DE DESCUENTO

Prácticamente todos los comercios suelen tener cupones de descuento en sus tiendas online y puedes usar webs de cupones para encontrarlos fácilmente. No siempre son válidos (muchos están caducados) pero por lo general no es difícil encontrar al menos un código que te permita un pequeño descuento o ahorrarte los gastos de envío. Cupon.es, cupones.es cuponation.es, oportunista.com o chollometro.com son algunas de las web destinadas al mercado español que recopilan cupones para tiendas online.

USA TARJETAS VIRTUALES, SOBRE TODO CON COMERCIANTES PEQUEÑOS

Algunos bancos han comenzado a ofrecer tarjetas de crédito virtuales que se crean al instante y asociadas a un número de cuenta. Esto permite generar un número único de tarjeta para cada transacción y puede ser una buena solución para protegernos de posibles fraudes en la red. Si puedes acceder a este servicio, compra en cada comercio con un número de tarjeta diferente y bórralo después de usarlo para asegurarte que nadie más tiene acceso al mismo.

Si no puedes acceder a este servicio, usar Paypal te puede dar también algo de protección adicional a la hora de comprar online o solicitar una devolución por problemas en el envío.

USA ALIAS DE CORREO PARA TUS PERFILES

Si tienes una dirección de gmail, es posible usar alias de correo electrónico simplemente añadiendo el símbolo + (por ejemplo: tucorreo+uber@gmail.com). Aunque la dirección es diferente, los mensajes se reciben en la cuenta principal de la forma habitual.

Cuando crees un nuevo perfil en una tienda o servicio, usa un alias diferente y así podrás filtrar mucho más fácilmente las comunicaciones que recibas de esa tienda o web.

Algunos comercios incluyen también descuentos y promociones por registrarse por primera vez. Si usas un alias diferente cada vez, podrás aprovechar el descuento varias veces, pero ten en cuenta que multiplicarás la cantidad de correo que vas a recibir de esos comercios.

COMPARA SIEMPRE PRECIOS

Es fácil pensar que un comercio electrónico te va a dar mejor precio que una tienda tradicional pero no siempre es así. En muchas ocasiones las tiendas tradicionales están dispuestas a hacer rebajas más agresivas o tienen acceso a precios mejor que los de la tienda online.

Comparar precios entre tiendas online también es buena idea. Aunque muchas prometen tener los precios más bajos o igualar los precios de la competencia, muchas veces sólo hacen referencia al precio de venta al público normal, no a mercancías con descuentos.

A la hora de comprar muebles o ropa, pueda a realizar una búsqueda de imagen inversa. A menudo las compañías usan los mismos proveedores y todas venden bajo su marca productos similares pero a distintos precios.

FÍJATE MUCHO EN LA WEB EN LA QUE COMPRAS

A estas alturas no hay excusa para que una tienda, por pequeña que sea, no ofrezca una pasarela de pago segura para transacciones online. No des tu número de tarjeta ni tus datos personales a ninguna web que no sea segura.

Cuando recibas una oferta en el correo electrónico, revisa con cuidado que la dirección a la que te han llevado sea la del comercio y no un intento de suplantarlo para acceder a tus datos (phishing).

Fuente: El Mundo Tecnología